CUERPO REGULADO, CAÓTICO Y LIBERADO: La autorrefencia en el uniforme militar y el uniforme escolar

Fernández, C. (2013). De vestidos y cuerpos. Medellín: UPB.

En 1906, Wilhelm Voigt, nada más salir de la cárcel, adquirió un uniforme de capitán en una tienda de empeños y ordenó a diez soldados que lo siguieran para cumplir con “ordenes de la superioridad”. Tomó el tranvía que iba al ayuntamiento de Koepenick, encarceló al alcalde por “falsificar libros contables” y vació la caja de caudales. Firmó el recibo con el nombre de su último carcelero. No tenía más autoridad que la de su uniforme. Pero con eso bastó.

Stefan Haas.

Para visualizar el artículo, siga el siguiente enlace.

AUTORREFERENCIA UNIFORME

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s